jovenesActualmente muchas personas dicen que la juventud esta perdida, pero no es así, tal vez muchos jóvenes buscan a Dios por la imagen que la sociedad a dado de El, muchos piensan que los temas religiosos son para los abuelos y ellos son ajenos, pero la realidad es que Dios ama y se interesa en todos desde antes de nacer hasta después de morir y muchos  jóvenes  dejan  a Dios por pena y por que creen que su edad les condiciona.

A continuación veremos algunos ejemplos de cómo Dios a través de la historia a creído en el potencial de los jóvenes.

José en Egipto quien se mantuvo recto en todo momento y el Señor le exaltó a la diestra del Faraón con el fin de preservar al pueblo de Israel y a los hermanos suyos que le habían vendido años antes. El niño Samuel quien llegaría a ser el profeta más respetado en el tiempo de transición entre los jueces y la monarquía. Pero todo empezó cuando era apenas un niño supuestamente insignificante. El pastorcito David tomado como el rey más importante de toda la historia de Israel. El joven David (sin carrera universitaria y sin esposa) se convirtió en uno de los hombres más famosos y temidos del Medio Oriente, después de derrotar a Goliat.  Jeremías el profeta quien no había nacido todavía y la mano del Señor estaba sobre él. Dice el Señor textualmente, “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (Jeremías 1:5)  Timoteo el pastor “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza” (1 Timoteo 4:12). Timoteo era joven, pero Dios quería usarle para edificar a la Iglesia de Cristo.

Así que, para todos los jóvenes no tengan miedo pues la fuerza de Dios los sostiene y da sentido a sus vidas, y por otro lado padres apoyen a sus hijos y que no tengan miedo de soñar por que en las manos de Dios todo se logra.