Buenos Días Papito Dios, en esta mañana nos despertamos con profundo amor hacia Ti, y con todos nuestros disposición para decirte; gracias amado Señor por tantas y tantas bendiciones que a diario nos regalas, gracias por esta nuevo día, oportunidad perfecta para elevar nuestro pensamiento a Ti, para adorarte, glorificarte, bendecirte, Tú eres nuestro creador Tú nos pensaste y nos bendijiste con el don de la vida, nos enviaste con un propósito.  Señor permítenos que en todo lo hagamos, seamos fieles a ese propósito, tenemos sed de Ti, eres  nuestra necesidad primaria, te pedimos perdón por todas nuestras ofensas, ayúdanos a ser cada día mejores personas, oramos por cada uno de nuestros familiares, amigos y conocidos, Señor llénalos con Tú Santo amor y  permite que todos juntos alcancemos Tú Gloria.

 

Señor Jesús hoy en Tú palabra (Lc 18, 1-8), nos exhortas a orar, sin desanimarnos, también nos pones en evidencia las graves situaciones de injusticia que eran frecuentes en tiempos de Jesús y que también están presentes en el mundo actual. La justicia es el rostro de la misericordia, por eso cada persona que sufre injusticia, pide que se practique con ella la misericordia. Tú nos pides que tengamos un comportamiento justo, pero también que estemos dispuestos a tomar partido, a no ser indiferentes ante las injusticias y a que estemos dispuestos a dejar oír nuestra voz a favor de tantas personas que claman justicia. Señor Jesús, tú que quieres que oremos siempre y sin desfallecer, te pedimos por todas las personas que claman justicia en el mundo para que en la voz de Tus discípulos de hoy, encuentren quién los defienda y apoye en sus dificultades.

 

Pasa un excelente domingo en compañía del cielo y de la familia.