La vida de santa Bernardita es la historia de una niña pobre y sencilla. Tenía catorce años y parecía de doce. No estaba bien desarrollada físicamente. Tenía asma. No sabía leer, ni escribir, ni hablar en francés. Sólo hablaba la lengua de la región: el patois. Apenas sabía el padrenuestro, el avemaría y el credo; y no sabía el catecismo ni había hecho aún la primera comunión. Sin embargo, Dios la escogió para ser la mensajera de María y decirle al mundo que Ella era la Inmaculada, declarada así solemnemente por el Papa cuatro años antes.
La Virgen María se le apareció durante 18 veces desde el 11 de febrero al 16 de Julio de 1858. A partir de las apariciones, su vida cambió sustancialmente. Primero porque mucha gente quería verla y hablar con ella. Segundo porque ella quería ser religiosa. Fue recibida en el hospicio de Lourdes como alumna y después, en 1866, entró definitivamente como religiosa de las hermanas que regían el hospicio: Hermanas de la Caridad y de la Instrucción cristiana de Nevers.Como religiosa, se santificó con el cumplimiento diario de sus deberes religiosos y aceptando sus sufrimientos por la conversión de los pecadores. Padeció desde niña de asma y, más tarde, de un tumor canceroso en la rodilla. Nunca se quejaba y cumplía su misión en el silencio y la soledad de su cama en la enfermería, donde pasó mucho tiempo de su corta existencia.Su vida, oscura y escondida a primera vista, fue ante Dios la de un gigante de la santidad. Por ello, después de su muerte, Dios la glorificó, haciendo que su cuerpo apareciera incorrupto. Bernadette Fue santificada el 8 de diciembre de 1933, día de la Inmaculada Concepción.

Título: Bernadette
Intérpretes: Sydney Penny, Roland Lessaffre, Michele Simonnet, Bernard Dheran.
Producción: Cannon Films (US–1988).
Dirección: Jean Delannoy
Idioma: Español
Género: Biográfico – religioso
Duración 113 min

 

Fuente. Omar Silva